lunes, septiembre 16, 2013

FenDEr FRanKenSTeiN

                                         

A finales del pasado año adquirí una de esas guitarras chinas que se venden en  Internet. La guitarra en cuestión se trataba de una copia de una Fender Stratocaster de color blanco, al módico precio de algo mas de 200 euros.
Al cabo de un tiempo la guitarra llegó y la utilicé para hacer algunos ensayos con Vendetta y preparar nuestro tercer disco, incluso la llevé al estudio y pude compararla con un par de Stratocaster originales y la verdad que se notaba un ligera diferencia en lo que a sonido se refiere; en la pastilla de agudos tenía un tono grave que no me desagradaba nada.
Ya entrado el 2013 tome la decisión de crear una nueva versión de la guitarra adquiriendo piezas en Internet y crear mi propio Frankestein.


Lo primero que no me gustó de la versión china era el mástil, totalmente plano, por ello me hice con uno tipo vintage con un radio de 7,2 .  Para las pastillas me decliné por el set 69 Strat, en honor de mi querido Jimi Hendrix; lo único que conserve de la guitarra china fue el cuerpo.

El primer problema que se presentó fueron los agujeros del mástil. Los del nuevo eran mas pequeños y había que taladrar. Tomé las medidas de los clavijeros e hice los agujeros.

                                                     

El segundo problema era que el mástil no traía cejuela. La de la versión china no sirve ya que es plana y de un plástico un poco malo. Adquirí una cejuela de hueso que se ajustara al radio del mastil y lijé la parte de arriba hasta conseguir la altura deseada.

                                                     

Seguidamente hay que atar las conexiones de las nuevas pastillas con soldaduras de estaño. No se me presentó ningún problema y todo fue bien a la primera gracias al plano que viene en la caja de las 69 Strat.

                                                      

Es momento de ajustar la guitarra: comenzamos por la cejuela. Voy lijando la parte superior de la tercera y cuarta cuerda que son las que menos me convencen debido a la nueva curvatura del mástil.
Seguimos con el alma del mástil: en este aspecto no toco nada. Con un juego de galgas mido todas las alturas que recomienda la marca Fender en sus guitarra y todas coinciden, así que lo dejo así.
Lo siguiente es ajustar la altura del puente sobre el cuerpo y la altura de las cuerdas. Lo que hago es seguir las recomendaciones de Fender y pongo el puente a 2,85 milímetros sobre el cuerpo.
La altura de las cuerdas en la parte final del mástil las voy poniendo a mi gusto. Hay alguna que trastea ligeramente pero no me importa, el amplificador no lo recoge y mi me resulta mas cómodo.
Mido el octavado con el afinador y está perfecto, así que no toco nada.
Bueno, nuestro Frankenstein está terminado y dispuesto a dar mucha guerra. Esta ha sido mi primera aventura en estas bainas luthierianas y he disfrutado mucho del asunto.
Tengo en mente mi siguiente proyecto que sera reabilitar una de mis primeras guitarras: se trata de una Charvel que suena de maravilla. Tiene la pala rota, así que en cuanto pueda me haré con un buen mástil Jackson y ya os contaré.
En el vídeo de abajo un pequeño cheking de la guitarra.


video

1 comentario:

Patxi dijo...

Estáis Les Luthiers y tú. ¡¡Qué grandes artistas!!